En distintos aspectos de la vida diaria, la decoración juega un papel importante, con varios arreglos especiales y añadiendo determinados objetos se logra un sentido estético al lugar.

Hay que distinguir entre el acondicionamiento de un lugar o espacio y la decoración. Para el acondicionamiento se sitúa todo lo necesario, como objetos y herramientas, para poder ejercer una determinada labor de manera correcta. La decoración en cambio sirve para aportar una estética específica al conjunto.

Ramos para decorar

En general, la decoración puede ser permanente o temporal. La decoración temporal es la que todos dominamos colocando objetos en casa o en el trabajo, cambiándolos de vez en cuando, como cuadros, jarrones, ramos, etc.

Para muchos eventos, se utiliza el concepto de naturaleza para decorar el espacio haciendo que sea lo más agradable y llamativo posible para los invitados. La naturaleza es, posiblemente, el mejor recurso para decorar cualquier evento o lugar, aporta color, belleza y vida, existiendo además incontables opciones de formas, colores y aromas para la decoración.

Por todo esto, los ramos de flores son el elemento más utilizado para decorar, tanto en eventos como en distintos sitios. Así pues, con un conjunto de varias flores y de otras plantas unidas con una envoltura o con alguna cinta, se consigue un ramo que puede ser de diferentes tamaños o formas, siendo totalmente versátiles, pudiendo utilizarse en cualquier situación como bodas, cumpleaños, aniversarios, etc.

El ramo Bouquet

Este tipo de ramo es el más común, son muy sencillos de hacer y quedan muy bien, siendo a su vez elegantes.

Una de sus principales características es que en ellos se cuida mucho la simetría. Son de forma redonda y normalmente se utilizan como ramos para bodas, en especial para las novias. Esta clase de ramos son de tamaño medio, y suele mantener un mismo estilo de flores para conservar la simetría del conjunto.

Los colores que se usan por lo general son muy suaves, con tonos blancos, pasteles, etc. La flor que se utiliza en la mayoría de los casos es la rosa, pero se puede hacer con cualquier flor.

Te enseñamos algunos ejemplos aquí

El ramo Cascada

Esta clase de ramos son únicamente usados por novias, en algunos casos excepcionales se han utilizado para decorar bodas, pero debido a su espectacular forma, donde causa mejor impresión es en las manos de la novia.

Estos ramos tienen forma de gota invertida, y da la sensación de que las flores caen, como si fuera una cascada. Además de ser muy elegantes y provocar una sensación de suavidad, desvían todas las miradas hacia él ya que es considerablemente grande y llamativo.

Por lo general se usan flores del tipo orquídea blanca o lirio, y hojas como la de eucalipto.

El ramo Berry Fest

Estos ramos están basados en los Bouquet, con la diferencia de que no guardan ni la redondez ni la simetría. Aquí se emplea una gama mayor de flores, siendo preferible colores vivos y animados, llegando a encontrar en el mismo ramo distintos colores como rojo, azul y amarillo.

Esta mezcla consigue un ramo muy vivo, aportando alegría y positivismo al evento o espacio donde se encuentre, siendo ideal su uso en eventos infantiles o familiares, dando la tonalidad deseada a la celebración.

El ramo Rosmelia

Este es uno de los ramos creados más reciente. Para este ramo lo que se pretende es agrupar varias flores de manera que parezca que en el ramo hay una única flor de tamaño descomunal.

Para lograr esto, es necesario que las flores tengan el mismo color y tono, que superpuestas unas a otras de la forma más abierta posible da la sensación de que solo hay una flor gigante.

A la hora de decorar el ramo rosmelia, se utilizan cualquier tipo de planta, haciendo que las hojas pertenecen a la flor. Para crear la flor gigante se pueden usar todo tipo de flores, siempre cuando sean iguales en color. Los colores más comunes en estos ramos son los rosados, blancos y morados.